jueves, 3 de mayo de 2012

 Hace unas semanas decidí que debía hacer una funda nórdica, porque la que tenía ya estaba bastante estropeada.

Así que para aprovechar lo que tenía por casa, utilicé algunas sábanas de la abuela Pilar, que estaban por estrenar, debido al cambio de tamaño de las camas de hoy en día, mucho más grandes.
Así que de cuatro sábanas, generé una funda nórdica.....blanca y bastante sosa.
Para poder darle un toque romántico, nada mejor que el ganchillo, así que busqué qué puntillas había hecho mi madre, y me decidí por estas de hojas, en color natural.
Medimos, y ella acabó de realizar las longitudes necesarias, para establecer una tira alrededor, y una longitudinal a media altura, para disimular, la unión de las sábanas.
















Este es el resultado, una funda nórdica con un toque campestre, perfecta para una habitación de matrimonio, no os parece?



8 comentarios:

Kali dijo...

Que bonita...!!! lo que mas me gusto fueron los detalles bordados.!

Pángala dijo...

Os ha quedado estupenda, muy buna la idea, ahora, menudo trabajazo tu madre, eh?. Enhorabuena a las dos

mademoisellealex dijo...

ohh que hermosa ha quedado , me encanta
precioso
besitos

maria dijo...

Madre mía Helen tu no paras. Tu nueva colcha me encanta.
Besos. María.

Akuka dijo...

¡Me encanta!
¿Cómo vas guapa? ¿todo bien?
Un beso grande

Lomar dijo...

Te ha quedado una funda muy romantica y una buena manera de usar esas sabanas. La puntilla es preciosa
Besos

maria jose bernal dijo...

A mi me ha gustado mucho. Besos

margal dijo...

Te ha quedado muy bonita!

Me encanta el nuevo look del blog.

saludos